Se extrae la arena del interior mediante el vibrado de la pieza. Desarenada la pieza, se cortan los excedentes de aluminio que el proceso requiere y que no forman parte del diseño de la pieza: son las mazarotas y canales de colada.